top of page

Protege Tu Empresa: Cómo los Hidrantes con Bombeo Propio Pueden Salvar Millones en Pérdidas y Garantizar la Seguridad de Tus Activos

La infraestructura de prevención y control de incendios es un componente crucial para cualquier empresa. Los hidrantes, como herramientas esenciales en esta infraestructura, desempeñan un papel vital en garantizar la seguridad y protección de los activos corporativos. En ARISA, entendemos la importancia de contar con sistemas eficientes y confiables, y por ello, queremos destacar la relevancia de equipar los hidrantes con sistemas de abastecimiento y bombeo propio.


Continuidad del Servicio

Durante un incendio, cada segundo cuenta. Los hidrantes equipados con sistemas de abastecimiento y bombeo propio aseguran una continuidad ininterrumpida del suministro de agua, lo cual es esencial para controlar y extinguir el fuego de manera efectiva. Esta capacidad de operar sin depender de fuentes externas es crucial en situaciones de alta demanda, como incendios forestales o incidentes en áreas industriales con alto riesgo de ignición.


Seguridad Operativa

La independencia operativa es fundamental para la eficiencia de los hidrantes. Al contar con su propio sistema de bombeo, los hidrantes pueden funcionar de manera autónoma, reduciendo la vulnerabilidad ante posibles fallas en la red de suministro general o problemas técnicos en las bombas de abastecimiento general. Esto significa que los equipos de bomberos pueden confiar en que los hidrantes estarán disponibles y operativos en todo momento, aumentando significativamente la capacidad de respuesta ante emergencias.


Costo Eficiente

Aunque la instalación inicial de sistemas de abastecimiento y bombeo propio puede representar una inversión considerable, a largo plazo resulta más económica. Evitar fallas en el suministro de agua y garantizar la operatividad constante de los hidrantes puede prevenir pérdidas económicas significativas derivadas de daños por incendios no controlados. Invertir en estos sistemas es, por lo tanto, una medida preventiva que protege tanto los bienes como la vida de los colaboradores.





Normativas Internacionales y Recomendaciones

La cantidad de agua necesaria para mitigar un incendio depende de la extensión del terreno y del riesgo asociado a la zona. Se recomienda una capacidad de 5 a 15 litros por minuto por metro cuadrado, de acuerdo con las siguientes categorías:

  • Áreas de Riesgo Bajo: 5 L/min/m²

  • Áreas de Riesgo Medio: 10 L/min/m²

  • Áreas de Riesgo Alto: 15 L/min/m²

Además, algunas de las normas internacionales que regulan el uso correcto de los hidrantes son ISO 4427 y NFPA 14. Cumplir con estas normativas garantiza que los sistemas de prevención y control de incendios estén diseñados y operen de manera eficiente y segura.


Conclusión

La implementación de sistemas de abastecimiento y bombeo propio en los hidrantes es esencial para una respuesta eficiente y segura ante incendios. Estos sistemas no solo mejoran la continuidad del servicio y la seguridad operativa, sino que también resultan ser una inversión costo-efectiva a largo plazo. En ARISA, nos preocupamos por el bienestar de tus activos y colaboradores, por lo que te recomendamos asegurar que tus hidrantes se encuentren en óptimas condiciones. Para más información sobre este y otros riesgos, no dudes en comunicarte con el departamento de ingeniería de riesgos de ARISA Corredores de Seguros.




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page